Contra el Encierro
Presentación Recientes Por tema Importantes Testimonios vacuna Contacto

Una señora muere y en el hospital intentan a toda costa ponerla como "covid"

Sábado, 5 de diciembre del 2020


"Hace un par de días murió mi abuela, más de 90 años. PCR negativa porque le hicieron el test pocos días antes. Algunos familiares la acompañaban en ese momento, no murió sola.

El medico certifica muerte por coronavirus. Nos dicen que tiene que ser precintada y directamente a enterrarla.

La familia se niega absolutamente, han estado con ella y les han dejado salir del hospital libremente sin una prueba, ni un test, porque no había razón para ello, era PCR negativa, ahora quieren velarla y despedirla dignamente. En el hospital dicen que no es posible. Mi familia no da crédito.

Se reclama la documentación, los resultados que dicen que NO tenia coronavirus. El hospital dice que no puede contradecir al médico que certificó la muerte y que un acta de defunción no es posible modificarla. Mi abuela espera en el depósito. Mi familia se desespera. Todo el mundo dice que no hay nada que hacer. La familia sigue reclamando, buscando al médico para que de una explicación y para exigirle que cambie el certificado de defunción ante semejante mentira. No aparece, está de descanso tras la guardia, ilocalizable. Mi familia reclama, empieza a poner todo patas arriba y amenaza con ir a la prensa, difundir el caso, reclama, argumenta y alucina con el hecho, cada vez con más indignación y rabia. Nos negamos a agachar la cabeza y ceder ante la mentira. Comienza un mayor revuelo en el hospital, la cosa se calienta y la familia pone al personal contra las cuerdas. Los papeles dicen la verdad.

Finalmente tras 18 horas de la muerte de mi abuela el hospital accede a modificar el certificado de defunción, algunos del personal alucinan de que un médico vaya a desdecir a otro, pero así se hace. Se cambia el certificado y la palabra coronavirus desaparece. Nos llevamos a mi abuela, la velamos durante dos días y la enterramos como ella se merece, dignamente, nos podemos despedir de ella . Cuento nuestro caso por todos aquellos que no reclamaron, por aquellos que murieron solos y fueron quemados y enterrados como apestados sin que hubiera razón para ello.

Por aquellos que no reclamaron, que creyeron de buena fe lo que se les decía, que fueron abusados en su dignidad y que aún no comprenden ni asimilan lo que han pasado. Despertemos y alcemos la voz. Y los que ya se fueron que descansen en paz."

Presentación Recientes Por tema Importantes Testimonios vacuna Contacto