Contra el Encierro
Presentación Recientes Por tema Importantes Testimonios vacuna Contacto

El plan de la Unión Europea para el «pasaporte de vacunación» se remonta a 2018

Sábado, 20 de noviembre del 2021

La «hoja de ruta sobre vacunación» esboza un plan de 3 años para impulsar la «confianza en las vacunas» y avanzar en el «seguimiento electrónico»


Artículo en Off-Guardian por Kit Knightly, 22 de mayo del 2020.


Un informe publicado por la Comisión Europea a finales de 2019 demuestra que la UE tenía intención de ampliar el alcance y la capacidad de los programas de vacunación desde mucho antes de la actual «pandemia». El punto de llegada de esta hoja de ruta incluye, entre otras muchas cosas, introducir una «tarjeta o pasaporte de vacunación común» para todos los ciudadanos de la Unión.

Esta propuesta se presentará ante la Comisión en 2022, con un «estudio de viabilidad» que se llevará a cabo entre 2019 y 2021 (lo que significa que en el momento de escribir este artículo [esto es, mayo de 2020] el estudio está a medio camino).

Para que quede claro: la «hoja de ruta sobre vacunación» no es una respuesta improvisada a la pandemia de covid-19, sino un plan en marcha cuyos orígenes se remontan a 2018, cuando la UE publicó una investigación sobre la actitud de la población hacia las vacunas titulada Niveles de confianza en las vacunas-2018.

A raíz de esta investigación, la UE encargó un informe técnico titulado Diseño e implementación de un sistema de información sobre inmunización, en el que se estudiaba, entre otras cosas, la posibilidad de instaurar un sistema de seguimiento o rastreo del estado de vacunación en toda la UE.

En el tercer trimestre de 2019 todos estos informes se combinaron en una última versión de la «Hoja de ruta de la vacunación», conjunto de medidas a largo plazo encaminadas a difundir la «concienciación y el conocimiento» de las vacunas, así como a contrarrestar los «mitos sobre las vacunas» y a combatir la «reticencia vacunal».

Puede leer el informe completo en este enlace, pero destacamos a continuación algunos de los puntos más preocupantes (las negritas son nuestras):

• «Estudiar la viabilidad de una tarjeta o pasaporte de vacunación común para los ciudadanos de la UE».

• «Desarrollar una guía de la UE para el establecimiento de sistemas electrónicos integrales de información sobre el estado de inmunización para el seguimiento eficaz de los programas de inmunización». 2

• «Superar las barreras legales y técnicas que impiden la interoperabilidad de los sistemas nacionales de información sobre inmunización». El 12 de septiembre de 2019, en la Cumbre Mundial de Vacunación, organizada de manera conjunta por la Unión Europea y la Organización Mundial de la Salud, se anunciaron «10 acciones hacia la vacunación para todos» que cubren más o menos las mismas áreas.


Un mes después, en octubre de 2019, se celebró el Evento 201. Para quienes no lo sepan, el Evento 201 fue un ejercicio de simulación de pandemia centrado en un nuevo coronavirus zoonótico procedente de murciélagos. Estuvo patrocinado por el Centro Johns Hopkins para la Seguridad Sanitaria, el Foro Económico Mundial y la Fundación Bill y Melinda Gates.

El resultado de la simulación fueron siete propuestas clave. En noviembre de 2019, estas propuestas se publicaron como un «llamamiento a la acción».

Un mes después, China informó de los primeros casos de covid-19.

Para que quede claro (y para evitar cualquier malentendido): no se trata de vacunas, de su eficacia, de su seguridad o de su falta de ella. La cuestión es que las medidas propuestas contra el covid, que se han presentado a la opinión pública como medidas de emergencia ideadas sobre la marcha por instituciones presas del pánico, en realidad existían desde antes de que surgiese la enfermedad.

Ya querían controlar tu historial de vacunación y vincularlo a tu pasaporte, introducir vacunas obligatorias y adoptar medidas contra la «desinformación». Sólo que aún no tenían un motivo.

La cosa exigía una crisis y, casualmente, la hubo.

Cuánto ha habido de fabricación y cuánto de casualidad es algo que no se sabrá nunca. Lo que a estas alturas sí que sabemos es que el Sars-Cov-2 no se parece en nada a la amenaza de la que se informó en un principio, como ellos mismos reconocen.

También sabemos que, aun así, siguen sembrando el miedo. Y, gracias a documentos como estos, quizá podamos empezar a entender por qué.

Presentación Recientes Por tema Importantes Testimonios vacuna Contacto