Contra el Encierro
Presentación Recientes Por tema Importantes Testimonios vacuna Contacto

Corea del Sur se aferra al plan de vacunación contra la gripe a pesar de los temores de seguridad después de [al menos] 25 muertes

Información traducida de Reuters. Hyonhee Shin y Sangmi Cha.



Las autoridades surcoreanas se negaron el jueves a suspender la vacunación contra la gripe estacional, a pesar de los crecientes llamamientos a detenerla, incluyendo una apelación de un grupo clave de médicos, tras la muerte de al menos 25 de los vacunados.

Las autoridades sanitarias dijeron que no encontraron ningún vínculo directo entre las muertes y las vacunas.

Al menos 22 de los fallecidos, entre ellos un muchacho de 17 años, formaban parte de una campaña para inocular gratuitamente a 19 millones de adolescentes y ancianos, según el Organismo de Control y Prevención de Enfermedades de Corea (KDCA).

"El número de muertes ha aumentado, pero nuestro equipo ve pocas posibilidades de que las muertes sean el resultado de las vacunas", dijo el director de la agencia, Jeong Eun-kyeong, al parlamento.

Corea del Sur ordenó un quinto más de vacunas contra la gripe este año para evitar lo que llama una "twindemia", o la posibilidad de que las personas con gripe desarrollen complicaciones por coronavirus y sobrecarguen los hospitales en invierno.

"Entiendo y lamento que la gente esté preocupada por la vacuna", dijo el Ministro de Salud Park Neung-hoo, quien confirmó que el programa gratuito seguiría adelante.

"Estamos investigando las causas pero de nuevo essaminaremos a fondo todo el proceso en el que están involucrados varios organismos gubernamentales, desde la producción hasta la distribución".

Entre los proveedores de vacunas se encuentran empresas nacionales como GC Pharma, SK Bioscience, Korea Vaccine y Boryung Biopharma Co. Ltd., una unidad de Boryung Pharm Co. Ltd., junto con la francesa Sanofi.

Suministran tanto el programa gratuito como los servicios de pago que en conjunto tienen como objetivo vacunar a unos 30 millones de personas, de una población de 52 millones.

De los 25 muertos, 10 recibieron productos de SK Bioscience, 5 de Boryung y GC Pharma cada uno, uno de Korea Vaccine y 4 de Sanofi.

Las cuatro empresas nacionales se negaron a hacer comentarios, mientras que Sanofi no respondió inmediatamente a las solicitudes de comentarios.

No quedó claro inmediatamente si alguna de las vacunas fabricadas en Corea del Sur se esportaba, o si las suministradas por Sanofi también se utilizaban en otros lugares.

La Asociación Médica de Corea, una influyente agrupación de médicos, istó al Gobierno a que detuviera por el momento todos los programas de inoculación para disipar las preocupaciones del público y garantizar que las vacunas fueran seguras.

Kim Chong-in, líder del principal partido de oposición People Power, quería que el programa se detuviera hasta que se verificaran las causas de las muertes.

Pero las autoridades sanitarias han dicho que una investigación preliminar de seis de las muertes no ha encontrado ningún vínculo directo con las vacunas, y no ha descubierto ninguna sustancia tóssica.

Los datos de la KDCA del jueves mostraron que al menos siete de las nueve personas investigadas tenían afecciones subyacentes.

El programa gratuito ha demostrado ser controvertido desde que comenzó el mes pasado. El lanzamiento se suspendió durante tres semanas tras el descubrimiento de que unos 5 millones de dosis se mantenían a temperatura ambiente en lugar de refrigerarse, como se requería.

Las autoridades dijeron que 8,3 millones de personas habían sido inoculadas desde que se reanudó el programa el 13 de octubre, con unos 350 casos de reacciones adversas reportados.

Un programa de pago diferente, permite a los compradores elegir entre un conjunto más amplio de empresas que fabrican vacunas gratuitas y otras.

El mayor número de muertes en Corea del Sur asociadas a la vacunas contra la gripe invernal ocurrió en el 2005 y fueron 6 casos, según la agencia de noticias Yonhap. Los funcionarios han dicho que las comparaciones con años anteriores son difíciles, ya que este año hay más personas que se están vacunando.

Kim Myung-suk, de 65 años, se encuentra entre el creciente número de surcoreanos que decidieron pagar por una vacuna de su elección, a pesar que podía elegir una dosis gratuita.

"Aunque hasta ahora sólo han muerto unas pocas personas, el número está creciendo y eso me inquieta", dijo a Reuters en la capital, Seúl. "Así que me pondré la vacuna en otro lugar y la pagaré".



Presentación Recientes Por tema Importantes Testimonios vacuna Contacto