Contra el Encierro
Presentación Recientes Por tema Importantes Testimonios vacuna Contacto

Antes del COVID, Gates planeó con las farmacéuticas, los CDC, los medios de comunicación, China y la CIA, la censura en las redes sociales de los defensores de la seguridad de las vacunas

Artículo en Children's Health Defense por Robert F. Kennedy

En octubre de 2019, poco antes del brote de COVID, Gates y otras personas poderosas comenzaron a planificar cómo censurar a los defensores de la seguridad de las vacunas en los medios sociales durante una simulación de mesa de una pandemia mundial, conocida como Evento 201.



En las últimas dos semanas, Facebook y otros sitios de medios sociales me han borrado de la plataforma, a mí y a muchos otros críticos de la corrupción regulatoria y las políticas autoritarias de salud pública. Así que, aquí hay algo de material para aquellos que tienen la inquietante sensación de que la respuesta a la pandemia del gobierno/industria parece haber sido planificada incluso antes de que hubiera una pandemia.

Este documento adjunto muestra que un cónclave de individuos poderosos efectivamente comenzó a planear el desalojo masivo de los escépticos de la vacuna de los medios sociales en octubre de 2019, una semana o dos antes de que el COVID comenzara a circular. Ese mes, el fundador de Microsoft, Bill Gates, organizó un ejercicio de cuatro simulaciones "de mesa" de una pandemia mundial de coronavirus con otros mandamases de alto rango del "Estado profundo". El ejercicio se denominó Evento 201 .

Entre los co-conspiradores de Gates se encontraban representantes del Banco Mundial, el Foro Económico Mundial (Gran Reset), el Centro sobre Poblaciones de la Universidad Bloomberg/Johns Hopkins, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDCs), las grandes potencias de los medios de comunicación, el gobierno chino, un antiguo director de la CIA/Agencia Nacional de Seguridad (no hay tal cosa como un ex-oficial de la CIA), el fabricante de vacunas Johnson & Johnson, las industrias de las finanzas y la bioseguridad y Edelman, la principal empresa de relaciones públicas corporativas del mundo.

Bajo la dirección de Gates, estas eminencias interpretaron el papel de miembros de un Consejo de Control de la Pandemia, elaborando estrategias gubernamentales para controlar la pandemia, la narrativa y la población. Ni qué decir tiene que se habló poco de la creación de sistemas inmunitarios, de remedios disponibles en el mercado o de medicamentos terapéuticos y vitaminas no patentados; pero se habló mucho de promover la adopción de nuevos medicamentos antivirales y vacunas patentables.

Sin embargo, los participantes se centraron principalmente en la planificación de estrategias centradas en la industria, en el alarmismo y en el estado policial para gestionar un imaginario contagio mundial de coronavirus que culminaría con la censura masiva de las redes sociales.

Curiosamente, Gates afirma ahora que el simulacro no se produjo. El 12 de abril de 2020, Gates dijo a la BBC: "Ahora estamos aquí. No lo hemos simulado, no lo hemos practicado, así que tanto para las políticas sanitarias como para las económicas, nos encontramos en un territorio inesplorado."

Por desgracia para esa trola, los vídeos del evento siguen estando disponibles en Internet. Muestran que Gates y su equipo sí simularon las políticas sanitarias y económicas. Es difícil de tragarse que Gates lo haya olvidado.

La epidemia de COVID simulada por Gates en el Evento 201 causó 65 millones de muertes después de 18 meses y un colapso económico mundial que duró hasta una década. Por lo tanto, en comparación con la simulación de Gates, la crisis real de COVID-19 ha sido bastante birria, habiendo supuesto apenas 2,5 millones de muertes "atribuidas al COVID" en los últimos 13 meses.

Las muertes "atribuidas al COVID" en la situación real son muy cuestionables, y deben considerarse en el contesto de una población mundial de 7.800 millones, con unos 59 millones de muertes previstas anualmente. Las predicciones de un colapso económico de una década de duración probablemente resulten más acertadas, pero sólo debido al draconiano encierro promovido por Gates.

El guión del Evento 201 de Gates imagina grandes revueltas antivacunas desencadenadas por publicaciones en Internet. La presunción universal y única entre sus participantes era que una crisis de este tipo sería una oportunidad de conveniencia para promover nuevas vacunas, y reforzar los controles de un estado de vigilancia y censura.

El cuarto segmento del guión -sobre la manipulación y el control de la opinión pública- es el más revelador. Predice de forma insólita la crisis actual de la democracia: Sell recuerda a sus compañeros que "sabemos que las redes sociales son ahora el principal medio por el que muchas personas se informan, por lo que la interrupción de estas plataformas podría frenar la propagación de la desinformación". Hay muchas maneras, aconseja Sell, de que los gobiernos y los aliados de la industria logren este objetivo: "Algunos gobiernos han tomado el control del acceso nacional a Internet. Otros están censurando los sitios web y los contenidos de las redes sociales, y un pequeño número de ellos ha cerrado por completo el acceso a Internet para evitar la difusión de la desinformación. Se han establecido sanciones por difundir falsedades dañinas, incluidas detenciones". Lea la trascripción adjunta para ver cómo Gates y su aparato gubernamental, farmacéutico y de inteligencia telegrafiaron sus planes para censurar y controlar los medios de comunicación durante la pandemia. En otra estraña coincidencia, el COVID-19 comenzó a circular entre la población mundial pocos días después de la reunión de Gates.



Presentación Recientes Por tema Importantes Testimonios vacuna Contacto