Contra el Encierro
Presentación Recientes Por tema Importantes Testimonios vacuna Contacto

El profesor Jesús Matos muere 10 días después de la vacuna

Un caso trágico más de las decenas de miles que está haciendo "la vacuna". El fallecido bromeaba después de la inyección (aunque no parece que fuera para burlarse de nada, sino por la gracia propia que hay en la gente, y especialmente en Cádiz): "Po ya estoy inmunizado, con el microchip perfectamente instalado hacia el satélite Astra". Como se sabe, muchas veces el chiste tiene la función de parar el aviso de la negación y de la contradicción, que quedan aplazados y desplazados por la risa. O sea, es una artimaña para que la Fe que está siempre en peligro de resquebrajarse (nunca hay una Fe total en nada, porque en tal caso nada sabríamos de ella), se siga manteniendo un poco más, siga aplazada su disolución un poco más, siga funcionando (chapuceramente, dañinamente) a nuestras espaldas un poco más, se nos esconda a duras penas algo más.

De esa pretensión vana del Poder de hacer desaparecer para siempre la negación y la duda, de esa fantasía assurda del control total, quizá tenemos aquello de Mc 4,22:

"οὐ γάρ ἐστιν κρυπτὸν ἐὰν µὴ ἵνα φανερωθῇ, οὐδὲ ἐγένετο ἀπόκρυφον ἀλλ’ ἵνα ἔλθῃ εἰς φανερόν."

"Porque no hay nada escondido que no sea para que lo hayamos de notar, ni nada de lo que se escondió que no sea para que se haga sentir."

Aquí parece que suena la negación de que pueda haber alguna forma de idiotización total; la negación de que haya alguna forma de dejar de sentir las mentiras (porque ya las estamos sintiendo ahora). Este trocito no añade nada positivo que tengamos que saber. Lo que se nos oculta es la contradicción misma en la que caen los conocimientos positivos que dicen saber los sabios (la Ciencia); hay algo que siente esa contradicción y ese capricho infundado de decir que se sabe cómo son las cosas (capricho en el que forzosamente se funda eso que llaman Futuro). Lo que se oculta, se tapa, se reprime, es lo que no encaja de lo que dicen los doctores, porque propiamente lo que dicen, la doctrina, el dogma, no lo dejan de repetir la tele y los profesores a la cara por millones de veces, o sea, no está oculto.

El Poder intenta siempre asimilar esta simple negación; estas sencillas píldoras de sentido común contra el saber y contra el Futuro, reconviertiéndolas sutilmente en otro conocimiento, en otro Futuro, y cambiándolas para quitarle su fuerza verdaderamente liberadora o disolvente.

Por ejemplo, en los librillos que hicieron a partir de éste de Marcos -al menos décadas después- ya cambian este trozo metiendo la palabra "conocer/saber". Así, en el librito que nos llega con el nombre de Mateo, en 10,26:

"Μὴ οὖν φοβηθῆτε αὐτούς· οὐδὲν γάρ ἐστιν κεκαλυµµένον ὃ οὐκ ἀποκαλυφθήσεται, καὶ κρυπτὸν ὃ οὐ γνωσθήσεται."

"Así que no les tengáis miedo: Porque no hay nada de lo que se tiene escondido que no haya de salir, ni nada oculto que no se haya de saber."

En este caso, además, el trozo está descuajado del sitio donde aparece en Marcos, y significativamente se usa para dar ánimos contra el miedo, que es siempre consecuencia de la Fe en el Futuro (o sea, es algo sencundario, contra el que difícilmente vale recetar ánimos si no se ataca la Fe que lo crea y sustenta, que es lo que quizá más bien hace directamente el trozo que suena en Marcos).

Es, por tanto, buen aviso estar precavidos de cuando hablan directamente de "no más miedo", de ir contra el miedo como ojjetivo a lograr. Eso sirve para ocultar y dejar intacto lo que de verdad da miedo, que es la doctrina de saber cómo son las cosas y de la doctrina de que la negación y la duda es algo funesto que tendrá terribles consecuencias Futuras y que, ahora, hay que forzar y forzarse a reprimir.


Aquí están las entradas más nuevas de Contra el Encierro.



Presentación Recientes Por tema Importantes Testimonios vacuna Contacto