Contra el Encierro
Presentación Recientes Por tema Importantes Testimonios vacuna Contacto

Pinchazos y herpes Zóster: ¿Qué nos dicen?

Artículo de Médicos para la etica en el covid.



Los linfocitos, centinelas permanentes del sistema inmunitario, se encargan de mantener bajo control las infecciones latentes y los tumores. Los virus del herpes encabezan la lista de infecciones latentes en los seres humanos en todo el mundo. Incluyen los herpesvirus comunes (VHS), el virus de la varicela-zóster (VZV), el virus de Epstein-Barr (VEB) y el citomegalovirus (CMV).

El herpes zóster es el resultado de la reactivación del VZV latente y delata una relajación del control inmunitario sobre el virus. Hay numerosos informes sobre la aparición de herpes zóster poco después de la vacunación COVID. Todavía se desconoce cómo y por qué ocurre esto después de la "vacunación" del COVID 19, pero se nos ocurren varias posibilidades.

1. Una vez que las "vacunas" llegan a los ganglios linfáticos de drenaje, sus componentes lipídicos tóxicos pueden dañar directamente las células inmunitarias.

2. Los linfocitos NK (linfocitos asesinos reactivos) atacan las células inmunitarias que producen la proteína espiga del virus.

3. Los individuos que reciben la segunda inyección habrán producido anticuerpos contra la proteína espiga. El ataque inmunológico a las células productoras de la proteína de espiga se multiplicará y magnificará por la acción de estos anticuerpos y del complemento.

Estos acontecimientos conducen a la inflamación y sensibilidad de los ganglios linfáticos axilares, como se observa especialmente después de las segundas inyecciones.

La muerte de las células dendríticas y de los linfocitos conduce a una relajación del control inmunológico que, según prevemos, se estiende a la vigilancia de los tumores y a las infecciones latentes distintas del VZV. Entre estas últimas destacan el VEB, el CMV y también la toxoplasmosis y la tuberculosis. Se anima a nuestros colegas médicos a que consulten los libros de testo de medicina para conocer las posibles consecuencias clínicas. Debemos recordar que las complicaciones de la mononucleosis infecciosa -la enfermedad causada por una infección inicial por el VEB- ocurren con poca frecuencia; pero si lo hacen, pueden ser tan dramáticas como para ser la manifestación predominante de la enfermedad. Estas complicaciones incluyen trombocitopenia, encefalitis, parálisis de Bell y otras parálisis de los nervios craneales, síndrome de Guillain-Barre, convulsiones, mielitis transversal, psicosis, miocarditis y neumonitis intersticial. Todos ellos se han notificado como acontecimientos adversos en personas que habían recibido vacunas COVID. Por lo tanto, debe considerarse la reactivación del VEB siempre que se produzca alguno de estos síntomas después de la vacunación.

También llamamos la atención sobre las advertencias del patólogo clínico Dr. Ryan Cole, quien informa que en su propio laboratorio de diagnóstico ha habido un aumento muy significativo en el número de diagnósticos histopatológicos de cáncer desde que comenzaron las "vacunas". Cole lo atribuye al efecto inmunosupresor de las "vacunas". Terminamos con una nota para el público en general de que la reactivación de las infecciones por CMV y toxoplasmosis durante el embarazo posiblemente eleva el peligro de infección congénita y de daños irreparables para el niño.


Aquí están las entradas más nuevas de Contra el Encierro.



Presentación Recientes Por tema Importantes Testimonios vacuna Contacto