Contra el Encierro
Presentación Recientes Por tema Importantes Testimonios vacuna Contacto

Ángeles Maestro habla de la matanza que adrede están haciendo desde arriba

Domingo, 23 de octubre del 2022


Parece que va sintiendo que no hay más remedio que desprenderse de la esplicación de que esta fechoría la hagan por motivos económicos. Efectivamente, esto no lo guían los motivos económicos, ni la corrupción, porque esto es algo que viene del Dinero, o sea, del Señor. Y está claro que el Dinero no necesita ganar Dinero. Cualquier análisis que parta de considerar al Dinero como una especie de herramienta útil para la gente (si se usara bien, como dicen), está condenado a servir a la Fe y a la dominación. Lo hace el Dinero y de Él hay que hablar. Aunque sea muy duro admitirlo para nuestra Fe, no hay por qué suponer que tenga que haber eso de Dinero. Es duro, es duro. Eso sí que no lo soportarían las élites (como dicen):



Porque, por cierto: Estos que hablan de las élites como de una especie de pérfido club de personas, ¿qué esperan cuando llegue el mágico día en que echen a esos eugenistas, pedófilos y satánicos? ¿Que no haya otra élite pero que sí haya Dinero? ¿No hace el Dinero, forzosamente, una ordenación de menos a más y por tanto siempre habrá una élite arriba? ¿O esperan que haya una élite honesta con un Dinero honesto pero que no sean satánicos? ¿Esperan que siga funcionando toda la idiotesca jerga del Dinero con su management, sus "crear valor" , sus "guiados por objetivos", sus "gestiones del cambio", sus "búsquedas de la excelencia" (los pobres, que no hacen más que repetir memeces y no les puede salir nada de verdad bueno ni por casualidad), sus "líderes", sus "creatividades", sus "proyectos comunicativos", etc., etc.? ¿No será de ahí de donde viene esto que padecemos? Las personas de las élites no pintan nada, y son los primeros obedientes al Señor: no pueden mover ni un dedo contra Él. Es igual si son satánicos o no, si son sicópatas o no, si son mormones o no: cualquiera de esas doctrinillas sin importancia, están obligadas a someterse a la gran doctrina reinante de Nuestro Señor. Así que este cuento del club de personas malvadas solo tiene la misión de proteger al Señor. De justificar al Régimen y su funcionamiento normal. De despistarnos para que le echemos la culpa a un grupo de depravados asesinos y que, por tanto, no ataquemos al corazón del propio Régimen. Es solo una defensa del Régimen. Una defensa de nuestra Fe en el Señor... Es duro, es duro... Pero, ¿es que no es lo que está pasando suficientemente duro, aberrante, grave y aniquilador de la vida como para que respondamos con un ataque de verdad de raíz? ¿O es que todo este apocalipsis, distopía, esclavitud de la humanidad, su desaparición misma -como se oye, sin embargo, vamos a creer que nos la quitaremos de encima acabando con una par de cientos de cretinos y engreídos billonarios y ya está? Pues no. Hay que atacar al Señor y acabar con Él. Sin miedo. Él no nos da la vida. El Dinero no nos da la vida. Al revés: Nos administra la muerte.

Presentación Recientes Por tema Importantes Testimonios vacuna Contacto